Administrar

Calaix de sastre arran la meva vida quotidiana a Ciutat de Mallorca

PP-PSOE: centro versus periferia

maiorica | 04 Març, 2007 22:42

A veces leo las encuestas, aunque su precisión (y credibilidad, según cuándo y qué medio las publique) está siempre en entredicho. Pero la verdad es que, a grandes rasgos, suelen coincidir. Y de todas las publicadas en los últimos meses extraigo una peculiar teoría que podría confirmarse tras las elecciones. Creo que en España se está dando un claro avance del PP en el centro político, mientras el PSOE lo está perdiendo a marchas forzadas.

Con una matización importante: no me refiero al centro sociológico, sino al geográfico. Para mí es un hecho que se está consolidando en los dos últimos años, a partir de los caminos emprendidos por los principales partidos españoles.

Examinando las diferentes encuestas, los resultados de las diferentes elecciones autonómicas y municipales no cambiarían sustancialmente los porcentajes de voto de los dos grandes partidos. Naturalmente, pequeños ascensos o descensos sí pueden ser decisivos para propiciar un cambio de color político en determinadas ciudades o autonomías; pero no me estoy refiriendo a eso.

Me llama la atención el crecimiento del Partido Popular en el centro geográfico de España, léase Madrid y Castilla-León. En la Comunidad de Madrid goza de mayoría absoluta e incluso la refuerza. En el segundo caso se da un fenómeno parecido, aunque el PP ya disfruta de una mayoría aplastante: no hay desgaste. Inversamente, el PSOE adolece de cierta languidez o falta de convicción en sus posibilidades y casi todos lo dan por perdedor.

En cambio, en las comunidades de la periferia gobernadas por el PP el resultado final es más incierto. En casi todas ellas gobierna con mayoría absoluta: Comunitat Valenciana, Murcia, Illes Balears, Navarra y La Rioja. Seguramente será el partido más votado; pero sin mayoría absoluta, no hay gobierno. Aquí el resultado está en el aire.

Las comunidades gobernadas por el PSOE son harina de otro costal. Aparte del caso de Castilla-la Mancha y Extremadura donde la mayoría absoluta no parece peligrar, en todas ellas gobierna con pactos de gobierno, siendo fuerza mayoritaria (Asturias y Aragón), o segundo partido (Cantabria y Canarias). En la mayoría de casos desciende ligeramente; pero mediante pactos de gobierno puede mantener sus posiciones.

De todo ello, extraigo que las políticas respectivas de los dos partidos mayoritarios en España se refleja en una dicotomía de voto centro-periferia en el plano autonómico (el municipal es otro tema).

El PP refuerza y amplía su dominio en Madrid y el centro peninsular, mientras en la periferia mantiene su posición en algunas zonas con ligera tendencia a la baja. Ello, combinado con la escasa o nula habilidad de este partido para establecer alianzas con otras fuerzas políticas, le lleva a confiarlo todo a mayorías absolutas. O todo o nada.

En cambio los socialistas, con su política de corte federalista y de descentralización del estado, pierde la partida en el centro político del país y de buena parte de Castilla. Casi puede decirse que lo abandona. Pero en la periferia aguanta posiciones o desciende en aquellas comunidades en las que gobierna (el recurrido "desgaste"); y se mantiene o incluso ascendería en las que no ostenta el poder.

Mientras, el resto de fuerzas políticas tienen un papel clave en esta división centro-periferia, no tanto por su poder en sí como por el talante de los dos grandes partidos para colaborar con ellas. El PSOE, más tendiente a la cultura del pacto, consigue todo tipo de aliados con quien colaborar en tareas de gobierno. Casi ninguna fuerza política se cierra a la posibilidad de pactar con este partido.

En cambio, el PP tiene más dificultades para gobernar por su concepción más centralista y uniforme del estado, especialmente allí donde existen fuerzas nacionalistas o regionalistas fuertes: esto le obliga a gobernar solo y con mayoría absoluta. Se da la circunstancia de que, a nivel autonómico, muy pocas fuerzas políticas en España mantienen pactos con este partido. Ninguna nacionalista, y sólo dos regionalistas: UPN (Navarra), y Unió Mallorquina (Mallorca). Nadie más.

Siguiendo este esquema e independientemente de los cambios de gobierno que se den en las diferentes ciudades y comunidades autónomas, al analizar los porcentajes de voto podremos ver cómo ahora es el modelo político de estado lo que va perfilando el predominio de los actuales partidos estatales. Hace cuatro años pudo ser el tema del agua y el PHN lo que marcó los resultados de unas comunidades opuestos a otras; ahora es el centro versus periferia, el choque de dos modelos de estado antagónicos.

España en 1854

En efecto: el PP es cada vez más de centro, y el PSOE está más escorado. Se trata de hablarlo con propiedad.

Comentaris

  1. Canarias no

    En Canarias, el PSOE está en la oposición. El gobierno es de CC apoyado desde fuera por el PP.

    Luisma | 05/03/2007, 14:38
  2. Mapa

    Una mica tard per a fer comentaris... Bé, de política no hi entenc un borral, tan sols que em faria il·lusió veure amb més detall la joia de mapa que has posat per a acompanyar el text.

    Fins a lego!

    Pitu | 16/04/2008, 17:15
Afegeix un comentari

Els comentaris són moderats per evitar spam. Això pot fer que el teu escrit tardi un poc en ser visible.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS