Administrar

Calaix de sastre arran la meva vida quotidiana a Ciutat de Mallorca

El Partido Balear

maiorica | 25 Març, 2007 19:07

Esporádicamente surgen en las Islas partidos denominados "gonella", que en general se caracterizan por surgir de la nada. Estos partidos tienen dos factores comunes: primero, sus medios materiales son desmesuradamente grandes en relación a su masa social real, suficientes para darse a conocer en la prensa, hacer algunas pancartas electorales, una página web más que decente y organizar cenas-presentación. Y segundo, el fundamento de sus ideas siempre pivotan en torno a un obsesivo antinacionalismo catalán, inversamente proporcional a un intenso sentimiento baleárico... casi siempre expresado en castellano.

Es el caso del Partido Balear

El Partido Balear surgió a finales de 2005, y su repercusión social ha sido muy escasa. Por su ideología ellos mismos se definen como "un partido de derechas moderado, de ideología liberal, no nacionalista". Seguramente surgieron por el descontento con la política aplicada por Jaume Matas en sus primeros años, especialmente en Educación y Cultura, área en la que está muy presente el "ideario catalanista" o como se llame.

Es perfectamente lógico que difusión del Partido Balear haya sido mínima, y su existencia ignorada tanto por las izquierdas como por las derechas. Y paradójicamente es la derecha balear quien está más interesada en ignorarlos, ya que su perfil representa a una parte importante de los votantes actuales del PP. Al PSIB y a los partidos nacionalistas apenas les merma su aparición.

Porque el espacio sociológico que pretende el Partido Balear existe: no son pocos los que creen que las islas son presa de una expansión catalanista en lo cultural y lingüístico; es curioso que obvien totalmente que ese tipo de invasión ya se produjo a cargo de la Corona de Castilla hace casi 300 años. En parte esto es fruto de la represión franquista y el complejo de inferioridad: más de uno, balear de varias generaciones, cree inconscientemente que la cultura y lengua castellanas son modernas y avanzadas, mientras lo isleño es provinciano y torpe. Muchos mallorquines hablaron (y hablan) a sus hijos o nietos en castellano, porque consideran que esta lengua les daría más promoción social y prestigio, privándoles de un legado familiar de siglos. Ni siquiera el bilingüismo les parece una opción válida: sustitución lingüística a saco. Todo castellanohablante con estudios (y buena posición) es visto por ellos como un emisario del progreso y la modernidad. Y si no habla ni una frase en catalán, da igual.

Pero el Partido Balear no ha conseguido atraerse a estos colectivos afines a su programa, caracterizado por el españolismo balearizado y el liberalismo económico imperante. Colectivos como el Círculo Balear, el diario El Mundo, la Cope y sectores del PP más derechistas y españolistas continúan sin hacerles ni caso.

¿Por qué? por el poder.

Dudo que los sectores más españolistas de PP (liderados básicamente por "forasters" que representan la "exquisitez" española y el triunfo social del que carecen los pobres isleños) abandonen el partido, cuando no hay mejor fidelidad ideológica que repartirse el pastel del poder en todas las instituciones. Los ideales personales pueden concordar más o menos con la dirección del partido... pero ser coherente con uno mismo y marcharse a un partido de futuro incierto es renunciar a una poltrona casi segura.

Tampoco El Mundo da apoyo a este partido, a pesar de que coincide plenamente con su linea editorial. El PP ya representa esos ideales, aunque sea de una manera más descafeinada, lo cual obliga a este diario a "denunciar trabajosamente" la falta de ortodoxia de algunos miembros de este partido. Con la Cope pasa lo mismo, y el pragmatismo de influir sobre un partido gobernante es más importante que dar pábulo a una ortodoxia más coherente, sin garantía de gobierno ni de obtener ningún papel en la vida política balear. El PP gobierna, y ya les vale aunque "traicionen" su ortodoxa línea editorial de cuando en cuando.

El Círculo Balear no pasa de ser una diminuta asociación, de chicos-bien que juegan a políticos, y tienen alguna proyección gracias a que El Mundo les hace caso. No les molaría ir del brazo de quien no les va a dar proyección social por mucha sintonía que hubiera; con el PP hay menos puntos en común (sus planteamientos de la "Nueva Mallorca" son disparatados), pero todo se perdona y así pueden olisquear poder.

En fin, que el PB lo tiene difícil. Precisamente los sectores más afines a su ideología (por no decir calcados) se esfuerzan por silenciarlo y no darle la más mínima repercusión, no sea que debiliten electoralmente a la fuerza política que defiende sus intereses; pero no sus ideas. Una actitud cainita pero práctica; las ideas, para los idealistas.

De todo ello deduzco que el Partido Balear se merece su espacio. Ha de imperar la coherencia entre todos los medios que hasta ahora han apoyado al PP con mayor o menor desgana, y tendrían de volcarse en este partido: están hechos unos para otros. No puede ser que el PP albergue sectores tan dispares en su seno, ni que los medios lo apoyen sólo porque manda. Hay que tener unos ideales claros y ser coherente. Es de esperar que la presencia del PB resuelva estas anomalías, y cada uno se reubique en el sitio que le corresponde.

¿No ha nacido Ciutadans en Cataluña, fruto de la indefinición ideológica del PP catalán? pues lo mismo...

Comentaris

  1. D'acord!

    Jo mateix som simpatitzant del PB(i abans de Unio des Pobble Balear)i vull que aquesta força politica tengui sa representacio que es mereix.En canvi,jo mai votaria a A.S.I. d'en Rabasco.

    Xavier Fullana | 06/04/2007, 19:34
Afegeix un comentari

Els comentaris són moderats per evitar spam. Això pot fer que el teu escrit tardi un poc en ser visible.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS