Administrar

Calaix de sastre arran la meva vida quotidiana a Ciutat de Mallorca

Cien años de música cinematográfica

maiorica | 03 Juliol, 2007 00:02

Con dudas según los historiadores, tanto el año pasado como el próximo se conmemora el primer siglo de música escrita para el cine. Una primera hipótesis, sostenida por los italianos, dataría la primera obra en 1906. Un segundo caso se repartiría entre franceses y rusos en 1908. Veamos.

 

La primera hipótesis sostiene que fue el italiano Romolo Bacchini (1872-1938) quien compuso música para dos películas de la época, "Gli incanti dell´oro" y Pierrot Innamorato, ambas de 1906. Como no se han conservado, sólo podemos fiarnos de las notícias de la época acerca de los estrenos.

La segunda hipótesis está repartida. Por un lado, tenemos al compositor Camille Saint-Saëns (1835-1921), quien a pesar de su estilo más bien conservador (debido a su larga vida), sostuvo un gran interés por las novedades de su tiempo. Aceptó componer música para el cinematógrafo a instancias del director André Calmettes (1861-1942) para su película L'Assassinat du Duc de Guise (El asesinato del Duque de Guisa, 1908).

Camille Saint-Saens

El compositor no hizo más bandas sonoras, pero no la menospreció en absoluto y la públicó como su Op. 128 para piano, cuerda y armonio: un conjunto poco usual, pero entonces ideal para acompañar películas mudas. Dentro de la campaña promocional del film se publicitó como gran atracción la participación de Saint-Saens (más que los protagonistas o el argumento), y gracias a ello fue un gran éxito de público.

También en el mismo año de 1908, el ruso Mikhail Ippolitov-Ivanov (1859-1935) compuso la banda sonora del film Stenka Razin. Se trata nada menos que del primer largometraje filmado en ese país, y al tratarse de todo un acontecimiento se contó con Ippolitov-Ivanov para ponerle música, al ser uno de los compositores más célebres de su época. No precisamente esplendorosa, de ahí el escaso conocimiento del que goza hoy en día (Tchaikovski había muerto, y no sé por qué pasaron de Rachmaninov).

Mikhail Ippolitov-Ivanov

No está comprobado cuál de los dos compuso antes su música aquél año (ahí queda el reto). En cualquier caso ninguno de ellos se dedicó al cine, entonces considerado una curiosidad donde la música sólo tenía sitio como acompañamiento improvisado sin aspiraciones artísticas. Son obras anecdóticas, de compromiso, sin visión de futuro. De Bacchini nada podemos decir, pues a pesar de ser anterior todo se perdió.

Puede decirse que el primer gran compositor para el cine como arte en ciernes fue el norteamericano Joseph Carl Breil (1870-1926). Llegó al género en 1912, cuando musicar filmes ya era una práctica habitual. Pero fue él quien dio un salto cualitativo cuando compuso las bandas sonoras de A birth of a nation (El nacimiento de una nación, 1915), e Intolerance (Intolerancia, 1916).

Joseph Carl Breil

Ambas fueron escritas para gran orquesta, ya con conciencia de estar creando algo grande para un género nuevo (ambos filmes son obras maestras del género, música aparte), y de acuerdo con las ambiciosas pretensiones del director de ambas películas, el legendario David Wark Griffith (1874-1948). Breil fue el John Williams del primer cine, allá por los años 10 y 20, aunque hoy no queda ni el recuerdo.

Comentaris

Afegeix un comentari

Els comentaris són moderats per evitar spam. Això pot fer que el teu escrit tardi un poc en ser visible.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS