Administrar

Calaix de sastre arran la meva vida quotidiana a Ciutat de Mallorca

No hay dinero

maiorica | 07 Setembre, 2007 17:30

Todo parece indicar que el Govern no podrá reconducir algunos de los ambiciosos proyectos aprobados por el ejecutivo de Matas la pasada legislatura. El caso de Port Adriano y de Son Espases son paradigmáticos, por la insistencia con la que se dijo a los cuatro vientos que serían paralizados para adecuarse a una política más respetuosa con el patrimonio y el medio ambiente, además de responder a una demanda social.

Creo que, más allá de promesas y opiniones, hay un motivo fundamental que se resume en tres palabras: no hay dinero. Aplastante. Más allá de atribuir culpas y responsabilidades a quien corresponda, mirado con perspectiva ha habido una falta de sentido de país aberrante.

Por un lado, el ejecutivo del PP invirtió cifras millonarias en grandes proyectos sin asegurar su (co)financiación. Así, hipotecó económicamente la siguiente legislatura de manera que se sentiría autolegitimado a continuar con una política recalificacionista y destructiva que le impulsase a nuevos megaproyectos. En caso de perder las elecciones (como así fue), suponía atar de pies y manos a un nuevo ejecutivo mucho más escrupuloso a la hora de planificar sus gastos e inversiones.

Así nos encontramos con grandes realizaciones terminadas (autopistas, Metro) que arrastran deudas millonarias (aparte de defectos en sus acabados). Y proyectos aprobados al final de la legislatura, para dificultar una vuelta atrás, bajo condiciones que obligarían a indemnizaciones casi tan onerosas como su culminación. En suma: Matas ha sido un gran estratega de la política de la "tierra quemada", dejando un legado que sólo un ejecutivo de su color político podía proseguir, y que estrangularía económicamente a un gobierno de diferente color. O yo, o el diluvio.

Géricault: la Balsa de la Medusa

Por otro lado, desde el enfoque ideológico del actual ejecutivo del Pacte se encuentran con enormes deudas y proyectos iniciados difíciles de frenar, tanto por el estado avanzado de las obras (Son Espases), como por las indemnizaciones a las que deberían hacer frente (Port Adriano, IB3): las arcas del Govern están vacías. Y su falta de capacidad de maniobra se traduce en incumplimiento de promesas electorales, aparente traición a los colectivos y plataformas que confiaron en ellos, y da alas a los medios que acusan al ejecutivo de Antich de parálisis, indolencia y falta de iniciativa. La alternativa sería seguir adelante, incrementando astronómicamente la deuda, y todo a costa del sufrido contribuyente. Una herencia envenenada.

El convenio de carreteras recién firmado con Madrid tampoco será suficiente para reparar esta situación. Según unos, éste no se firmó porque el Gobierno de ZP quería perjudicar al ejecutivo de Matas. Según otros, el líder del PP precipitó el desencuentro para justificar el endeudamiento del Govern, y a la vez monopolizar los logros de su gestión. El dinero llegará, pero deslegitimado ante unos u otros.

Un conocido aforismo dice: "El político piensa en la próxima elección. El estadista, en la próxima generación". En Baleares hemos tenido una desagradable lección de política, desagradablemente partidista.

Gracias a Matas, Baleares necesita una doble financiación de Madrid. La primera, para las inversiones necesarias. La segunda, para pagar las deudas, indemnizaciones y defectos del legado dejado por el anterior gobierno. Una vez conseguido, Antich podrá gobernar verdaderamente desde cero; y no lastrado en herencias hipotecadas, como hasta ahora. El tiempo dirá si tiene fuste de estadista, o dejará un panorama yermo a su sucesor.
 

Comentaris

  1. Bon Dia Mallorca

    Cap comentari referent a la nova etapa i direcció del Bon Dia Mallorca...?

    Apoloni | 08/09/2007, 11:36
  2. Re: Bon Dia Mallorca

    Només he pogut veure dos números, però ja noto alguns canvis.

    Sembla que les cartes al director ho són de veritat, no com abans (veure http://maiorica.balearweb.net/post/36201). També he vist menys fotos de polítics, i menys titulars estadístics inútils en portada.

    I sembla que el tractament informatiu és en conjunt més realista i més negatiu comparat amb la temporada anterior, en què només sortien notícies positives a càrrec del Govern o de Cort.

    Potser la peça fonamental hagi sigut substituir la nena pija enxufada al capdavant del diari amb la missió de panfletar a favor d'en Matas, per un periodista de veritat. Però és aventurat concloure això darrer: temps al temps.

    Manel | 08/09/2007, 18:50
Afegeix un comentari

Els comentaris són moderats per evitar spam. Això pot fer que el teu escrit tardi un poc en ser visible.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS